Blogia
CUENTOS DE PRINCESAS

Horas antiguas

Sobre el amor... el amor antiguo

Sobre el amor... el amor antiguo

"Desgraciado aquel que no ha conocido el amor. Esta clase de amor. Ese abismo al que uno se arroja felizmente.

Desgraciada la persona que nunca ha sentido, siquiera por un instante, que ella y su pareja eran los dos únicos humanos que  jamás habían habitado este planeta.

Y desgraciados los que sí se han sentido así alguna vez. Porque lo han vivido y lo han perdido. Yo nunca fuí tan hermosa ni tan inteligente como fuí para él: desde entonces, vivir fue ir descendiendo. Y ahora, ahora que ya apenas si soy yo, ahora que ya lo olvido todo, para mi desdicha no puedo aún olvidar aquella agonía del deseo y de la carne. "

 Fragmento de : "Bella y Oscura" - Rosa Montero .

Escuchando: As Rosas nao falam...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Esta noche...

Esta noche...

solo den un click aquí:

http://www.elinformadordegalicia.com/jms/pagliaro/puedo/puedo.htm

las palabras están demás....

Time always reveals...

Time always reveals... Tonight I remember this poem...I remember when I felt like that for the last time, and is good not to feel that emptiness anylonger. Instead of that, ...now I am surrounded by EVERYTHING:

"Mais uma manhá de uma nova vida sem você. E daí? Outros virao. Melhores. Mais meus. E, até lá, fico comigo. E, como tratei bem de você, gosto mais de mim. E também sei que depois da noite vem sempre o sol."


Listening: Fallen - Sarah MacLachlan
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿Te acordás de las Promesas?

¿Te acordás de las Promesas?

Desde que somos niños nos empiezan a prometer cosas. Primero nuestros padres. Y creo que la primera promesa que nos hacen y que ni escuchamos o no entendemos porque somos muy chicos es: “Te voy a amar siempre”… luego vienen las promesas obligadas, como les llamo yo. Son esas promesas que te hacen para que a cambio hagas algo que ellos quieren, que “Te compraré un juguete si haces esto”, que si “haces esto otro te llevaré al parque”… Después vamos dándonos cuenta que los adultos no son perfectos, y que a veces mienten, y que no siempre pueden cumplir sus promesas. Tus amigos también empiezan a faltar a sus promesas… y así vas a creciendo, desilusionándote una y otra vez. Cuando llegan los primeros amores, también pasa lo mismo. Y uno también empieza a hacer promesas que quizás no pueda cumplir, pero no importa, al otro le gusta escucharla entonces “lo prometes”. ¿Me querrás toda la vida? nos preguntábamos, y la respuesta siempre era la misma: “Te prometo que SI”…Pero luego esas promesas quedan flotando… o se borran, como palabras escritas en un pizarrón. Cuando nos hacemos adultos nosotros, los que antes éramos niños, adolescentes, también vamos haciendo promesas que no siempre podemos cumplir, mejor dicho: Que la mayoría de las veces no podemos cumplir. Claro, al principio, como toda promesa rota, duele. Pero después te das cuenta que es parte de la vida, que siempre habrá alguna promesa suelta, esperando ser cumplida. Hasta nos damos cuenta que lo que nos prometemos a nosotros mismos, no siempre lo cumplimos. Pero siempre te quedan las esperanzas ¿no? Las esperanzas de aquellas promesas que SI se cumplen. Y así va pasando la vida,… una promesa detrás de la otra… Yo te pregunto ahora: ¿Te acordás de las promesas? ¿Esas que escribiste en el pizarrón? ¿Te acordás que prometiste cumplirlas?... Yo sigo esperando… eternamente…

 

 

Escuchando: A bela e a correnteza (Andrey Chechelero)

Que te pasa? NADA ... contesto... NADA

Que te pasa? NADA ... contesto... NADA  

Hoy fue uno de esos dias en que no me dió ni para levantarme de la cama. Sin ninguna razón aparente, simplemente se me cansó el cuerpo. O por ahí tuve un sueño que me acercó más al pasado que a mi propio presente.

De repente me atacan historias antiguas, de cosas que viví y otras que no estoy segura si las viví. Le tengo tan poca confianza a mi memoria que a veces pienso que me las invento o que mi cerebro juega conmigo. Por ahí también las estoy bloqueando… no lo sé… pero me dejan agotada.

Y me digo: Quien diablos soy yo para sentirme triste? Mira todo lo que tengo!! Tengo más de lo que me falta! Y porque ahora? Ahora que todas las piezas parecen encajar perfectamente… pero hay algo, algo por solucionar, por recordar, por terminar de perdonar, por entender, por preguntar. Porque me siento tan desagradecida? Si soy una sobreviviente! A veces siento que mi generosidad se ha desvanecido. Un día me siento que puedo comerme el mundo, otros, como este… se me viene todo abajo y me encuentro en un rincón, del que no puedo ni quiero salir.

Antes podía jactarme de mi habilidad para comunicarme y me quejaba de quienes no podían hacerlo, de quienes al preguntarles: que te pasa? Respondían: NADA. Me he convertido en una de esas personas, de las que contestan: NADA. Es que por donde empiezo? Si ni yo misma se donde comenzó todo, desde cuando las cosas comenzaron a podrirse. Es que siempre pensé que era más fácil olvidar, pero cuando uno deja las cosas para atrás ahí viene tu memoria y te traiciona, recuerdas cosas que no quieres recordar, que guardaste bajo siete llaves en algún baúl del que no recuerdas ni donde lo pusiste. Entonces se me entrevera todo y no puedo pensar correctamente, me confundo, lloro, no entiendo bien porque. Tendría que empezar por el principio, pero le tengo miedo a ese principio, en donde todo comenzó a desviarse. Porque se suponía que todo iba a ser perfecto!!!. Mi vida iba a ser perfecta, es que todo iba a ser tan lindo!! En que momento me desvié?, cuando comenzaron los llantos sin pañuelos al lado?

De repente me veo una mujer ya grande, hecha y derecha como dicen, pero hay tantas cosas sin resolver, y vienen de tan lejos!, de la infancia, de la adolescencia, de otras vidas… nose…

No quiero ser mal interpretada, no estoy quejándome de todo lo que tengo ahora, que es bello. Solo estoy tratando de entender, de entenderme. De volver a mi niñez y recordar donde se me quebró la vida. Porque es que algo adentro se quebró hace mucho tiempo y aunque quisiera recordarlo para arreglarlo, no puedo, o mi memoria no quiere o es mi propia armadura la que no me deja atravesar esa puerta, es que lo que hay detrás es tan feo que le tengo pavor. Lo podré resistir? Seré culpable yo? No es raro? Que uno no pueda resolver y entender sus propios fantasmas?

Si me abro? Seré entendida? … por eso me callo, y tapo este maldito día dedicándome a amar a mi hijo, pero lo veo dormido a mi lado y pienso de nuevo: “ Si le pasa a el lo que me pasó a mi?, si su vida toma ese maldito desvío y se pierde como yo?” Entonces escondo todo ese sentimiento , me seco las lágrimas y hago de cuenta que todo esta bien y que lo que sea que me haya pasado ya pasó, … y así se me van los días. Pero y si un día no aguanto más y termino con un ataque de nose que…??? Termino por volverme loca y ahí si que no podré explicar nada!

Yo se que la vida tiene cosas fuertes, que a veces nos metemos en un pozo sin fondo o nos meten ahí… Yo se que todos tenemos nuestros propios infiernos, pero no puedo pensar en el infierno de los demás, solo puedo pensar en el mío. Porque es ese el que debo resolver no?

De todas maneras… estoy solo ventilando este día… no intento ser entendida, ni explicar nada. Tampoco pienso comenzar mi terapia de recordar ahora… quizás otro día… otro día… con certeza lo haré… algún otro martes, un lunes, un maldito domingo… paciencia niña paciencia, me repito… ya saldrá… algún día….

  Escuchando:  Cold Water ( Damien Rice) … Lord can you hear me?...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres