Blogia
CUENTOS DE PRINCESAS

Cargando un Corazón

Cargando un Corazón

Todas las mujeres hemos pasado por ello. En realidad creo, que desde que nacemos estamos cargando el corazón en la mano. Por muchos motivos, o porque es tan grande que no te cabe en el pecho, porque se lo estas entregando a alguien,… (siempre estamos entregando el corazón a alguien), o porque lo llevas roto, y lo cargas así… para buscar quien te lo cure.

Cuando somos más chicas, adolescentes, jóvenes, mujeres … siempre nos pueden romper el corazón, siempre!. Pero cuando pasas cierta edad y puedes decir que lo has visto todo, ya no te arriesgas así nomás, entregas tu corazón solo a quienes realmente lo merecen, y normalmente, pasados los 30… las únicas personas que lo merecen, son los hijos o tus amigas, o tu familia, en ciertos casos. Tu hombre, si es que tienes uno, pasa a ser esa persona que más que ocupar todo tu corazón, ocupa un espacio en tu vida. A veces te llena ese espacio… a veces nos incomoda tanto que salimos OTRA VEZ corriendo a escondernos en nuestro rincón, no para llorar, ni para curar heridas, solo para estar solas, para tener un espacio propio. Ellos no tienen la culpa, nosotras fuimos criadas así y seguimos haciendo lo mismo que nuestras madres, dándoles una prioridad extraordinaria a nuestras vidas y dejando, a veces, de lado las cosas que antes de conocerlos nos gustaba tanto hacer.

Por eso con los años, la carga de tu corazón se hace más pesada. A una mujer de edad temprana, le puedo decir, que lo que carga (y se que es mucho!) es quizás más doloroso si… pero al menos tienen la libertad de elegir… y  tienen sobre todo, la facilidad para sentir, que nosotras, por ejemplo las MAS GRANDES… casi hemos perdido. Yo amo a un hombre que es cerrado, que no se comunica, que no reacciona, que es MUDO, por así decirlo, no me malinterpreten, pero como me hubiera gustado conocerlo unos años antes. No estaría yo cargando un corazón tan pesado, con tanta fisura, con tanto desengaño… y no solo del tipo amoroso. ¿Porque los hombres siempre creen que a nosotras las mujeres se nos quiebra el corazón solo por ellos???, Nuestra madre nos quebró el corazón algún día, nuestro padre, un hermano o hermana, una amiga… es que a nosotras; las  mujeres como nosotras, hasta la muerte de nuestro perro querido acarreamos en las fisuras del corazón.

Mujeres como nosotras son casos raros. Entregamos el corazón y la vida a las personas que amamos, confiamos en todos, CREEMOS en TODOS, menos en nosotras mismas. Hablo en plural, hablo en general, porque normalmente así somos o éramos. Digo “normalmente” porque ahora, en mi caso ya no es así. Como me hubiera gustado quedarme en un punto intermedio!!, no volverme esta rara maraña de insomnios y tempestades ocasionales. Ahora puedo demostrar más cariño, soy más sensible, soy mucho más drástica y ruda para tomar mis decisiones también. En el trabajo no cedo ante cosas que antes hubieran pasado desapercibidas. ¿Será que el tiempo nos hace así? ¿Será que es parte de los 30´s?, porque dicen que las mujeres cuando pasamos los 30 comenzamos una especie de mutación… ¿Será eso? O es que ya nos pesa cargar este inmenso corazón, que… tiene!.. Tiene!!! Tiene Mucho para dar, yo en el fondo lo se! Pero como una esponja, le cayeron tantas lágrimas al pobre que se puso insoportablemente pesado. Yo se que esto no me pasa solamente a mi, se que ustedes entienden. Porque también van, al igual que yo… cargando un corazón…

Escuchando: ... el sonido de la campanilla de viento de mi saguán... solo eso... sin más música que esa...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

valeria -

hola me llamo valeria en estos momentos estoy tan triste porque la persona que yo amo dice que ya no le intereso yo con el tengo tantos sueños y ilusiones que me rompe el alma escucharlo decir eso lei tu pagina muy triste pero es una realidad que pasa en el amor asi como es tan bello es tan triste a la vez uno siente que se va todo con esa persona

JOSE -

Q CHIDA FOTO LA NETA BUENO TE AMO YENIFER CON TO DO MI CORASON

Tomas -

Mucha verdad en tu escrito, pero tambien los hombres cargamos nuestro corazon, quizas de diferente manera, pero lo tenemos, tambien a veces lleno de cicatrices, e intentando recomponerlo.
Un beso

krs -

aunk solo tngo 19 años entiendo tu manifiesto,es pecioso y me siento muy identifikada kn el.me a encantado,enserio.besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres