Blogia
CUENTOS DE PRINCESAS

Esta rara tranquilidad

Esta rara tranquilidad

Que sensación extraña el de sentir esta paz envolviéndome toda.

Digo raro, porque normalmente vivo a los sobresaltos, con mariposas en el vientre. Pero no las mariposas de la adolescencia, las del amor primero, y segundo y tercero; sino esas horribles tormentas que uno siente en el estómago cuando las cosas no andan bien.

Hace días que esas tormentas o “mariposas nocturnas” como las llamo yo, ya no vienen a mi encuentro.

Pienso que ha vuelto una de esas épocas de tranquilidad que tanto añoramos cuando lo normal es vivir al filo de “algo”… siempre.

¿Te acuerdas? Me pregunto esta tarde… de las tardes de siestas obligadas e infinitas, las noches de rondas por la casa con mi perra fiel siguiéndome a todos lados, hasta que por fin aterrizo aquí, en mi blog. Para contarle a quien sea todo lo que me pasa, aunque a veces ni yo misma lo sepa…

De ahí que últimamente me he sentido medio aburrida, que raro ¿no?, sentirse así cuando vuelve la calma, la paz. Pero es que normalmente vives tan asustada, tan desconfiada, triste siempre por algo. Que ahora de repente me doy cuenta que ese aburrimiento era simplemente el extrañar esos oscuros momentos. ¡Que rara especie es el ser humano!

Y no me malinterpreten, ¡no!, no quiero volver a eso, claro que no. Lo que pasa es que tengo que acostumbrarme a esta PAZ, a esta rara tranquilidad… a escribir una tarde de domingo en mi blog, con mi capuchino y mi perra fiel acostada a mis pies, y que no haya sobresaltos. Solo eso… nada más que esta rara tranquilidad…

 

Escuchando: Nowhere to go – Melissa Etheridge

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

K@pouski -

Hola katty...me gusta como piensas...aun más como describes lo que sientes, puedo palpar tus experiencias aun sin vivirlas y sentirme identificada...

Si hoy sientes tranquilidad disfrutala a plenitud... La mereces...

Saludos

K@pousk!

Gotitas de amor -

Te creo, te entiendo y justifico tu extrañeza.
Es dificil "acostumbrarse" o mas bien confiar en esa calma porque no quieres estar al descubierto cuando vega otra tormenta, no entiendes esa paz porque no acostumbras estar en paz!.
Luego vives desconfiada pensando " cuando estallara nuevamente esta bomba".
Bueno princesita, dale que aveces la paz es perdurable y los conflictos no pasan de ser solo diplomaticos y los puedes arreglar con negociaciones bastante atractivas.
Besos y abrazos acurrucadores desde aca donde comienza el frio del otoño y mi sol se marcha de a poquito

Gata Negra -

Espero que el tiempo te de una tregua lo suficientemente larga para que te puedas acostumbrar a esa Paz, para que llegue un momento en el que puedas disfrutarla. No es fácil, lo se, pero si te dejan, con tiempo lo consigues, y no hay nada más grande que tener Paz y poder vivir sin sobresaltos.

Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres