Blogia

CUENTOS DE PRINCESAS

Nosotras...

Nosotras...

"Las mujeres son así. O al menos muchas mujeres, sobre todo las apasionadas. Son terribles porque lo quieren todo. Porque no se conforman. Porque en el fondo pretenden encontrar al Príncipe Azul. Y cuando creen haberlo hallado, se emparejan; pero al cabo de unas semanas, de unos meses, de unos años, una mañana se despiertan y descubren que, en lugar de haberse estado acostando todas las noches con el Príncipe, en realidad lo han estado haciendo con una RANA".

 

 Prestado del libro: Amantes y Enemigos – Rosa Montero

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Frases prestadas

Frases prestadas

… “Es pasmoso lo mucho que aguantamos en el amor, cuando estamos dispuestos a mentirnos”.

 

“El amor es un espasmo de nuestra imaginación por el cual creemos reconocer en el otro al príncipe azul o a la princesa rosa”.

 

 

…” El tradicional masoquismo femenino que nos hace aguantar lo inaguantable bajo el espejismo de un final feliz…”

 

“Digamos que había llegado a la certidumbre de que el amor era algo de lo que uno puede prescindir para vivir. Mejor dicho: había descubierto que prescindir del amor era justamente lo que me permitía vivir”.

 

(Rosa montero)

Lo que pasa...

Lo que pasa...

Ya no hay tiempo.

La juventud pasó.

El momento pasó.

Las alegrías pasaron.

Ahora solo queda el recuerdo de lo que pudo ser y no fue.

Estamos los dos, pero la distancia es enorme.

Estas aquí pero también los daños.

Estoy aquí, pero como una  sombra que acompaña tu silencio.

No se si sos vos, si soy yo, si es todo… pero siento que se me pasó la vida,

giró el reloj y no hay vuelta.

Y yo… yo ya no tengo regreso…

Se me pasó la vida, amor, se me fue la esperanza, la alegría, el deseo… todo eso forma hoy, parte de un sueño que no pudo ser.

 

Escuchando: ¿Qué nos pasó?  - Kany García

HOY

HOY

Las heridas, en las mujeres, cicatrizan si; pero siempre están ahí, visibles, recordándonos cada dolor, cada decepción, cada daño.

Hay días en que pasamos a visitarlas y nos parece que siguen abiertas. Les pasamos el dedo suavemente, como con miedo a que nos siga doliendo. Claro, la sensación no es la misma a la de una herida abierta, pero es como un escalofrío, todavía sentimos algo.

Y eso los hombres no lo saben! Y será que si lo supieran evitarían dañarnos? No lo creo… Es parte de ellos, el egoísmo machista que nos atropella sin pensar en nada.

Hoy, particularmente le pasé el dedo, despacito, a algunas de mis heridas, las más recientes, las que no cicatrizaron del todo, duelen! Y duelen mucho aún! Así que HOY no me pidas más de una sonrisa por hora, porque HOY… estoy de luto…

 

Escuchando: La nada….

Quiero!!!

Quiero!!!

Quiero creer que un momento de felicidad puede existir.

Quiero poder sonreír sin que el esfuerzo me duela.

Quiero mirarme al espejo y que la imagen que me devuelva, sea algo lindo y no el horror que veo a diario.

Quiero recuperar la risa, los sueños, las ganas.

Quiero matar este letargo, esta sensación de final.

Quiero despertarme cada día sin la sensación de estar acabando algo.

Quiero dormirme en las noches con el espíritu en paz.

Quiero mi vida de vuelta!!!!

Escuchando: No ceiling - Eddie Vedder

¿Que pasó?

¿Que pasó?

No estoy enojada, aunque parezca… es que estoy triste nada más. Y de un tiempo a esta parte he aprendido a mostrar la tristeza de otra forma. Tratando de ocultar algo me imagino, o talvez lo que me hace parecer enojada es que por ahí me molesto conmigo misma por estar triste.

¿Qué pasó? Si todo estaba bien! De alguna manera mi vida estaba acomodándose, después de tanto ir y venir. Y es que nadie tiene derecho a cambiarte los amaneceres y las lunas de un día para el otro. Y es que eso es lo que hacen las personas a mi alrededor.  Deciden por mi, piensan por mi y jamás, jamás me preguntan que quiero YO antes de HACER algo. Simplemente toman decisiones y me las comunican, a veces ni eso… tengo que interpretar los hechos y punto.

Como cuando te fuiste… No me consultaste si era lo que yo quería. Te fuiste y no te importó nada, tu ropa… eso era lo único que te importaba! No pensaste en mi, e n mis sueños que deshacías con un portazo, no pensaste en ese niño que nada tiene que ver con vos pero te adora, no pensaste en la casa que se quedaba sin tu presencia. Te fuiste.. así como así… Y de la misma forma volviste… entraste como si tuvieras el derecho de hacerlo porque  SI. Y pensaste que serías recibido como la anterior  vez que te fuiste… pero no fue así. Lo que encontraste fue un ser de hielo, de sal, lleno de sueños muertos, sin ganas de nada. Y no es que me encontraste así, no! Yo ya me había acostumbrado a tu ausencia, y estaba segura que esta vez no había regreso. Pero tu machismo y tu hombría te trajeron de vuelta, porque no me digas que fue el amor!?!?... volviste porque sentiste que me perdías, caro, acostumbrado a tenerme siempre bajo tu sombra, al sufrimiento eterno.

Pero algo en mi cambió drásticamente y no puedo volver a ser la que era. Y siento que cada día empeoro en vez de ir hacia adelante. Si no fuera por todo el trabajo que tengo me volvería loca! Por eso odio los fines de semana, porque me pongo más triste, quizás porque tengo más tiempo de pensar en las cosas que me agobian.

Esta tarde me preguntaste que sentía… Siento que el mundo se desmoronó ante mis ojos, que la sociedad me altera, que la fuerza de gravedad está actuando en mi contra. No puedo pensar en un futuro prometedor, ni siquiera tengo un presente por Dios!!! Siento que mi vida se va hundiendo entre las ganas de perdonarte y los recuerdos.

Me lleno de preguntas y las que sobresalen son las de todos los días: ¿Dónde se me fue la vida? ¿En que momento me olvidé de vivir? ¿Cómo es que pasaron tan rápido los años? ¿Cómo vuelvo atrás y dibujo todo de nuevo?

Que estoy en la edad cierta…dices… que mi vida comienza ahora… Ojala yo pudiera sentirme así. Para mi es como si cada día fuera una luz que se va apagando… es como una carrera que no se como pararla. De qué edad me hablas??? Qué vida fantástica dices que me espera???

Te preguntas que me llevó a este estado… yo me preguntaba lo mismo, ahora ya no lo hago, más bien busco desesperadamente una salida, una forma de volver a creer.. de construir sueños, de reinventarme… de reinventarme…

 

Escuchando: Something Inside  - Jonathan Rhys Meyers

El vacío que me dejó tu ausencia... y tu presencia

El vacío que me dejó tu ausencia... y tu presencia

Estoy pero no estoy, ¿te diste cuenta?. Y es que el vacío que me provocó tu ausencia no se dilató del todo. Porque cuando te fuiste pensé que era para siempre, entonces no imaginé nunca tu regreso. Ahora que has regresado no puedo verte bien… y es que de alguna manera tu imagen se desvaneció en mi memoria. No me entiendas mal!, hablo de la imagen que tenía ANTES, de vos… Hoy sos otro… ¿entendés? No sos el mismo que se fue una noche de viernes… ¿(será que lo recuerdo todo porque hoy es viernes?)

Es que te ibas porque no soportabas más, ¿te acordás? No fui yo quien te dijo que estaba cansada de todo, que no podía más… fuiste vos! Entonces qué querías?? Que me quede esperándote como antes?, No lo hice! Por un tema de supervivencia, seguí adelante, con la insignia grabada de que VOS no volvías más. Pero volviste y yo todavía no termino de aceptarte en mi vida. Y no es por rencor o sentimientos encontrados… Es porque no estaba preparada. Porque me había adecuado a vivir sin vos y hasta me estaba acostumbrando.

Ahora que estas de vuelta, con ese amor que antes te reclamaba a gritos y que hoy me lo quieres dar también a gritos, no puedo ser un puente! Ese puente que vos necesitas para llegar a mi corazón de nuevo… me he vuelto aire.. vacío… espacio en blanco…

Teneme paciencia… por ahora… soy solo una silla que alguien dejó por un rato. En cualquier momento vuelvo… en cualquier momento… ojalá… ojalá…

Escuchando: el viento...

Sigo aquí

Sigo aquí

Sigo aquí... tratando de avanzar cada día hacia rumbos distintos... Segura de que Dios sabe lo que hace, segura de saber lo que hago... y avanzando, solo eso... avanzando...volando... desplegando alas...y volando...

Escuchando: el latído de mi corazón...

Coming back...

Coming back...

Soy solo una niña en este momento, tratando de sobrellevar las ocurrencias del destino…

Pero feliz de estar volviendo a mis raíces… A la simpleza de lo nuestro… a lo que Dios quiere… a lo que yo quiero…

 

Escuchando: Good Enough –  Sarah Mclachlan

El tic tac del reloj....

El tic tac del reloj....

Por más que la vida siga su curso, no es tan facil olvidar... Me siento atrapada en el tiempo y un poco entre la luz y la oscuridad.

Estoy sola...

Extraño...

Lloro...

Rio...

Me voy... me estoy yendo...

 

Escuchando: Everybody hurts - REM

DESPERTAR

DESPERTAR

La vida te regala cosas hermosas cuando tus ojos se disponen por fin a observar.

El problema es que generalmente nos mantenemos ciegos y creemos no ver nada, o lo que es peor, creemos que todo lo que vemos es malo. Pero si nos proponemos a mirar más, a escuchar más y a ver más lo que tenemos y no lo que perdimos, podemos encontrar que hay tantas maravillas allá afuera esperándonos para que nosotros las descubramos… es cuestión de DESPERTAR… solo eso… DESPERTAR…

 

Escuchando: Something Inside  - Jonathan Rhys Myers

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La rabia...

La rabia...

Todos sentimos rabia alguna vez. Pero eso no significa que estamos haciendo algo errado. Por el contrario, ella nos indica que ha llegado la hora de comprender que las cosas son como son y no sirve de nada querer que sean diferentes. Significa que necesitamos aceptar nuestros propios límites, ser pacientes con nosotros mismos y darnos tiempo para aprender como llegar a donde queremos.

Ahora, sentir rabia no está errado, pero tampoco es bueno. Nos hace mal. Nos hace infelices. En cambio el amor es algo bueno, nos da alegría y una inmensa sensación de bienestar y no hablo del amor romántico solamente, sino del amor en general.

Cuando sentimos odio o rabia es bueno que nos preguntemos: ¿Qué es lo que quiero YO ahora, sentirme mal o ser feliz?... La respuesta normal sería: QUIERO SER FELIZ… Entonces eso quiere decir que nuestra alma nos está enseñando que para llegar a eso necesitamos escoger LA FELICIDAD y dejar de lado el mal humor, la tristeza, el odio, la rabia, el rencor, etc.…

Hay algo que aprendí en estos días, en los cuales decidí ser feliz. Aprendí que cuando las cosas o las personas no hacen lo que queremos, no se comportan como nosotros creemos que deberían hacerlo, muchas veces sentimos rabia. Y eso nos hace mal, nos deja tristes, angustiados, con sentimientos de derrota. Pero estar con rabia solo nos va quitar la paz  y no va cambiar nada. A pesar de nuestra rabia (algunas veces causa de la impotencia), las personas y las cosas continuarán exactamente igual, nuestra rabia no cambiará nada.

La vida es como un juego, cada uno escoge como vivirla, si decidimos estar siempre amargados y buscar el camino de la tristeza,  el mal humor,  la rabia y el dolor… nunca sabremos de lo que nos estamos perdiendo… VIVIR!!!

 

 

Escuchando: Taking Chances – Celine Dion

Estoy podridaaaaaaaa

Estoy podridaaaaaaaa

Cansada de la misma rutina!

He decidido seguir con mi vida como si estuviera sola. Porque estoy sola!

La persona que vive a mi lado no comparte nada conmigo, apenas me saluda, por la calle no me toma la mano si yo no se lo pido, no me da un beso si no se lo pido, todo es pedir y pedir y pedir!!! Claro… EL dice que me ama, pero vaya forma de amar verdad?

Cuando lo conocí no era así, era un hombre atento, dedicado, cariñoso, preocupado… hoy simplemente le entusiasma cualquier actividad en la que yo no esté incluida… y me vengo a dar cuenta de eso HOY!... como si no lo supiera de antes… Y es que las mujeres cuando decidimos hacernos las idiotas hacemos un papel estupendo.

Seguiré mi vida como si el no estuviera presente. La familia, mi hijo, las amigas, leer, salir por ahí a refrescar mi mente… No voy a seguir rogando lo que no me quieren dar. Si el dice que me ama y quiere quedarse a mi lado pues que lo haga, pero yo no pediré más nada. Ya no tengo alma de mujer abnegada chapada a la antigua, de esas que no importa que pasar por al lado, siempre se quedaban esperando. Para cuando me quiera parar, estaré vieja y cansada y no habrá nada que pueda hacer. Mi vida se habrá convertido en un desperdicio de tiempo, pidiendo a alguien que reaccione, que se de cuenta que me esta perdiendo… si no se quiere dar cuenta allá el, yo lo amo, pero todo en la vida tiene un límite, y si tuviera alma de monja de clausura pues ya me hubiera internado. Soy una mujer, con todo lo que eso incluye, con ganas de amar, de sentir, de vibrar, de reír, de divertirme, de vivir la vida que Dios me dio de una manera digna de un ser humano.

Se me pasa la vida sentada en esta casa esperando que un milagro suceda… si sucede Dios sabrá cuando y de que manera, pero no estaré sentada esperando. ME CANSE!

No estoy enojada ni herida ni voy a salir por ahí haciendo estupideces, y no por el, simplemente porque esa no soy yo.

Vivir la vida! Hacerme feliz YO! Porque esperar que alguien, especialmente un hombre, venga y te haga feliz… es esperar, como ya dije antes, la muerte…

Yo seré la encargada de hacerme feliz! De darme lo que merezco por el simple derecho de estar viva. Si el quiere acompañarme en este viaje, el de ser feliz y disfrutar la vida será bienvenido, pero no estaré 30 años esperando por el, ya esperé demasiado…

Hoy empiezo a dedicar mi tiempo a HACERME FELIZ.

Y olé!!!!

 

Escuchando: mi corazón…. Que late como nunca

Ella...

Ella...

Primero que nada quiero darles las gracias a todas y todos los que me escribieron y dejaron su comentario en este  blog. Tardé en leerlos porque mi tristeza era tan grande que no me animaba ni a tocar el Internet. Quería quedarme así… esperando que la tristeza se  canse de verme la cara de idiota y se fuera solita, por donde vino!!!

Bueno no se fue tan así, parece que se enamoró un poco de mi, pero a veces me le escondo y me mato de la risa cuando la veo desesperada buscándome. Pobre… luego viene y se me apega otra vez, se acurruca en mis brazos y me llora en silencio. Pide que no la deje… pero yo le explico: que no se puede quedar a vivir para siempre conmigo, y la pobre, triste como es… entiende y me deja un tiempo. Entonces puedo respirar un poco mejor, porque es que las dos nos bebemos todo el aire y no nos alcanza.

Cuando estoy sola, la siento arrastrando sus pies por la casa, como buscando la forma de reconciliarse conmigo, de meterse conmigo en la cama y que nos quedemos horas mirando películas juntas, que nos quedemos dormidas con los ojos hinchados de llorar, en silencio claro, porque no se puede hacer un escándalo de lágrimas como hice el otro día, porque hasta ella se espanta y no sabe donde meterse.  

No es que le tenga cariño, no!, no me malinterpreten. Pero es que a veces la soledad es tan grande y la falta de amor y de cariño sobrepasan la barrera de lo posible… Entonces viene ELLA, la tristeza… calladita… mirándome de reojo y la dejo que se instale en mi pecho. Se ha convertido en mi compañera de tardes silenciosas y de noches de insomnios. Sé que debo dejarla ir… pero uno se encariña con lo que tiene mas cerca, siempre es así!!! Y en estos momentos… lo más cerca que tengo es a ELLA:  LA TRISTEZA…

 

 

Escuchando: Last Train Home -  Ryan Star

Princesa

Princesa

Se me fué

Se me fué

Se me va… se me está yendo el ángel…

De repente me encuentro mirando mi vida desde la vereda de enfrente. La veo pasar como postales, recuerdos de cosas que dejé atrás, cosas que se habían derretido en el tiempo. Se cruzan imágenes de todo tipo. Momentos de felicidad, abrazos, besos, canciones dedicadas, flores, chocolates…risas. También veo pasar los sueños que se quedaron en el camino, los que se cumplieron y los que se me rompieron ahora. Esos mismos que me sentaron en la vereda de enfrente a mirar la vida pasar. Porque llevo tanta tristeza dentro que no puedo ni moverme. Quisiera… quisiera levantarme y empezar a caminar,  cruzar la calle y meterme de vuelta en mi vida, pero el cansancio es más fuerte que yo, la tristeza puede más esta vez.

Pero esta no es de esas tristezas que te tiran en la cama a volverte loca. Es de esas silenciosas, las que nadie nota, porque el esfuerzo es muy grande para que nadie lo note.

Entonces quedo cansada para pensar en avanzar…

Tampoco hay nada que pueda hacer. Talvez tomar una decisión: dejarte… seguir mi vida sin ti. Convencerme de que allá afuera habrá alguien que me de lo que tu no puedes. Pero es tan difícil empezar todo sola de nuevo. Además ¿para que? Si la confianza se fue junto con mi ángel y con los sueños que no se cumplieron... tantas promesas rotas no dejan espacio para la confianza. Estoy tan muerta por dentro que si un día llega aparecer alguien que me diga algo VERDADERO, posiblemente no lo reconozca. Las palabras han perdido el sentido y no creo más en ellas.

Esta puede ser la muerte de un ángel o la muerte de mi alma…

 

Escuchando: EL vacío….

...

...

Sueños Rotos

Sueños Rotos

¿Qué hacer cuando se rompen los sueños?

Cuando el destino decide ponerte cara a cara con la realidad. No te queda otra que enfrentarte a ti misma y darte cuenta que muchos sueños no dependen solo de uno. Que quien necesitas para que los cumpla contigo no esta dispuesto a hacerlo…

Entonces recuerdo que yo también les rompí los sueños a otros y se recuperaron. ¿Podré yo recuperarme de este?

¿Debo cambiar de sueños?, o simplemente guardarlos en el baúl donde guardo las cosas queridas, las que se cumplieron, las que no y las que duelen. Porque... ¿en que otro lugar podría guardar todo esto??? En mi corazón ya no hay espacio para tanto! Y si lo lleno de sueños rotos no quedará espacio para vivir, y para, de alguna manera, disimular… que todo está bien, que lo de anoche no dolió. Que seguiré viviendo así, hasta donde pueda, hasta donde tenga la capacidad de dejarlo todo y seguir mi camino sola con mi hijo… Que un anillo roto…un anillo que nunca se cumplirá no podrá detenerme… tengo que seguir adelante, y claro, hacer de cuenta que todo esta bien… sonreír, respirar, dormir, levantarme, trabajar, alimentarme… en fin…. Todo está bien… todo estará bien ¿no? Y es que las promesas, cuando son mentira, duelen más que cuando se desvanecen solas.

Quién sabe algún día…  vendrá por mi ese príncipe azul que todas soñamos. Llegará cabalgando desde el horizonte en un caballo blanco y me hará su princesa.

O talvez no… mientras tanto haré de cuenta que todo está bien… todo esta bien…

 

Escuchando: Losing you – Bob Schneider

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alegrías...

Alegrías...

No quiero decir mucho… solo que el invierno se transforma, de a poco, en una primavera de “alegrías en flor” dentro mió. No es nada externo, no hay nadie envuelto.

Solo YO, … siento una paz inmensa en mi interior y unas ganas de ALGO… no se expresar qué, solo ALGO… y gracias a Dios, esta vez no tiene que ver con chocolates, ni con besos , ni amores, ni nada… solo YO… mis alegrías internas… como las que florecen en mi jardín…

 

Escuchando: El viento de la noche...

Chocolates...

Chocolates...

¿Será que mi queja fue escuchada? ¿O es que las mujeres tenemos esa manía de hacernos la película? De sentirnos solas porque queremos sentirnos solas. Bueno de todas maneras solo quería compartir con ustedes, que anoche, después de plasmar una especie de queja en mi blog, me fui a leer un poco y luego con un poco de música relax me quedé profundamente dormida. Cuando EL llegó, (venía de un matrimonio, yo no voy porque los odio!) traía en su bolsillo 19 chocolates de coco (MIS FAVORITOS), que me entregó mientras me decía: “Te extrañé tanto anoche”….

Entonces puedo decir que mis deseos fueron oídos y cumplidos… ¿Vieron? Algo espectacular sucedió!!! Me trajeron 19 chocolates… no uno, 19!!!

 

Escuchando: I love you – Laura Pausini

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres